Paisajes e imágenes naturales del Desierto

Paisajes e imágenes naturales del Desierto: cuando hablamos de los paisajes e imágenes naturales del desierto nos referimos a un entorno trópico caracterizado por el calor y sequedad. Encuentran en zonas continentales lejos de la prudencia del mar, pero veamos un poco más sobre lo que este paisaje desértico y los elementos que lo conforman.

¿Qué es el paisaje desértico?

El desierto es un paisaje que se puede observar en ciertas zonas del mundo, su característica principal es la cuantiosa cantidad de arena por la presencia de dunas. Tiene una actividad geológica, altitud y dirección del viento diferentes.

También existen muchos tipos de desiertos, algunos de ellos son desiertos arenosos, rocosos, pedregosos, pisos rocoso. Su clasificación depende del elemento que lo conforma, aun así siguen siendo un paisaje atractivo y muy bien fotografiado y pintado por amantes de la naturaleza y artista.

En la actualidad existe una gran cantidad de área en nuestra tierra que supone parte de un paisaje desértico. Muchos de esos paisajes son cálido y otros son helados, pero con forma parte de nuestra naturales.

En estos lugares la probabilidad de vida es muy baja, existe una flora y una fauna que se adapta a esta dura condición de vida. Por eso, a continuación te mostraremos algunos elementos que sobreviven en el desierto sitio forman parte de su paisaje natural.

El  clima del desierto

Lo más característico del desierto es el clima, la mayor parte de los desiertos secos tienen una temperatura muy alta y su oscilación térmica es muy calurosa en el día y muy fría durante la noche. La lluvias son escasas y muy irregulares sólo se concentran en unos meses al año.

Los desiertos tiene una se queden el aire, es decir una humedad máxima, es un aire muy seco con una capacidad de evaporación alta. La tierra absorbe rápidamente el agua de la lluvia y reseca completamente la tierra.

El agua en el desierto

Lógicamente el agua en el desierto es muy escasa, debido a las pocas precipitaciones el aire evapora el agua con mucha rapidez y no existe un curso de agua permanente. En algunos casos se pueden encontrar uadis o wadis, estos son cursos de agua que pueden permanecer seco durante el año y llenarse cuando llueve.

Los animales del desierto

Con respecto a los animales son muy poco poblados, en el desierto existen poca calidad de vida que le permita habitar algunas especies de animales que se adaptan al clima y temperatura.

Mayormente los camellos son los más resistentes a este tipo de temperaturas y pueden recorrer largas distancias en un desierto.

Donde existe alguna cantidad de agua que proviene de una corriente subterránea puede que existan alguna vegetación o animales cercanos para mantenerse con vida.

La vegetación y fauna

El último elemento y la vegetación y la fauna, ciertamente los desiertos existen muy pocas plantas ya que muchas de ellas no se adaptan a las condiciones climáticas de sequedad y calor. La vegetación puede agudizarse cuando existe un río o fuente de agua cercano.

Al no existir vegetación existen pocos animales cercanos a ello, por ello mucho de estos animales sobreviven en la noche. Y la vegetación sigue siendo escasa pero existente.

Qué es el paisaje natural

El paisaje y la naturaleza, ¿quién no ha disfrutado de un hermoso paisaje natural? Muchas imágenes naturales forman parte de la vida cotidiana de la personas. Pero ¿qué podemos definir como paisaje natural? Veamos la respuesta a esta pregunta a continuación.

Definición

Definir un paisaje natural es el concepto de un espacio físico que no se ha modificado de ninguna forma por la mano de un ser humano. Es una parte de terreno que abarca la mayor parte de nuestra superficie terrestre.

Hoy en día, muchos de estos espacios han sido modificados y han generado un mejor paisaje natural, en otros casos sean aislados completamente de la humanidad para mantener su esencia.

El paisaje natural, es algo totalmente diferente a lo que conocemos como la vida cotidiana de la humanidad en la que se encuentran rutas, ciudades, días y mucho más conformando la construcción de hombre. Cada una de las construcciones se han hecho imprescindible para la satisfacción de la vida humana, pero el paisaje natural también forma parte del existencia de las personas.

Sin embargo, se pueden encontrar muchos paisajes naturales que tienen interacción directa con elementos geológicos y el clima para mantener su vida y su perfección ambiental. El factor ecológico también ayuda en este sentido, por ejemplo en el polo norte y el polo sur las montañas con la altura más elevada se mantienen gracias al clima helado.

Otros paisajes son totalmente diferentes como las selvas, bosques, costas o llanuras que forman parte de la vida rural tanto de las plantas como de los animales. En muchos lugares la temperatura y situación geológica no le permite ser habitada por la humanidad.

En estos casos, el paisaje natural mantiene su esencia y puede cuidarse naturalmente sin la intervención del ser humano. Muchos de los elementos naturales forman parte de la materia prima que el ser humano necesita para fabricar algunos elementos de la vida diaria.

Elementos del paisaje natural

El paisaje natural está compuesto por varios elementos que lo caracteriza, no solo se trata de accidentes geográficos pues cada uno de ellos es formado por los elementos que lo integran como por ejemplo:

  • El área: es un elemento que se despliega entre los límites de terreno del lugar y en el que se desarrolla el paisaje natural en esencia.
  • El relieve: se forma por accidente geográfico naturales que pueden identificar un harem específico como por ejemplo un valle, una montaña, una cordillera o una sierra.
  • El agua: es el elemento conformado por oxígeno e hidrógeno y se caracteriza por ser incoloro, inodora e insípida. Le dan vida al paisaje natural y es la responsable para el desarrollo tanto animal como vegetal.
  • La fauna: se trata de los animales que habitan el paisaje natural en específico.
  • La flora: está compuesta por las plantas, árboles, vegetales y arbustos que habitan y sobreviven en el paisaje natural.
  • El clima: son las condiciones atmosféricas que identifican propiamente el territorio, en ella se da la temperatura, húmeda, presión atmosférica y precipitaciones.
  • Suelo: es la corteza terrestre superior que se caracteriza por distintas clase de vegetación y dureza.
  • Los minerales: son aquellas materias orgánicas propias en cada paisaje, como por ejemplo cobre, plata u oro.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestra web. política de cookies